Blog de Panavisión Tours

Uzbekistán, el corazón de la Ruta de la Seda (II): Khiva

Khiva (o Jiva) es una increíble ciudad amurallada en mitad de la nada. Como una gota en el desierto oculta tras unas puertas que te permitirán entrar en un mundo mágico, más propio de épocas pasadas, con su aroma al cuento de “Las mil y una noches”

Khiva está lejos de nuestra primera parada en la Ruta de la Seda, Tashkent, y también de Bukhara o Samarkanda. Se encuentra agazapada en el extremo suroeste de Uzbekistán, colindando con Turkmenistán.

Por eso la mejor opción para visitar esta ciudad es coger un avión hasta Urgench, localidad situada a escasos 35 kilómetros de Khiva.

Todo lo que hay que ver en Khiva está dentro de las murallas, en el Ichan- Kala o casco histórico.

que ver en khiva

Al Juarismi

Excepto, la estatua de la persona más ilustre de esta ciudad: Al Juarismi, creador del método de los algoritmos. Seguramente en la sede de Google en Santa Clara tengan algún poster de esta relevante figura.

En Khiva, muchas madrasas se han convertido en museos o en tiendas de artesanía. Esto es parte de la influencia soviética, que provocó un gran alejamiento religioso en la población uzbeka y que la gente abandonara los centros de culto.

    1. Ichan-Khala
    1. Kunya Ark
    1. Mezquita Juma
    1. Minarete y madraza Islam Khodja
    1. Mausoleo Pahlavan Mahmud
    1. Minarete Kalta- Minor
    1. Palacio Tash Hauly

 

ICHAN- KALA.

Ichan-Kala(Khiva)_786565420Puedes comenzar visitando las murallas y contemplando las vistas desde lo más alto, si lo haces por la puerta norte de la ciudad. De un solo vistazo puedes ver el exterior y el interior de la muralla.

Desde 1990, está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad para la UNESCO por ser uno de los grandes ejemplos de lo que fue la arquitectura árabe en Asia Central.

Ichan- Khala es una ciudad medieval dentro de Khiva que cuenta con más de 400 edificios de estilo tradicional y unos 60 monumentos.

El ladrillo de adobe que forma las murallas alcanza de 8 a 10 metros, con un grosor de 5 a 6 metros. En total, unos 2250 metros de muralla con torres y almenas para defenderse.

LA CIUDADELA DE KUNYA ARK (O KUHNA ARK).

que ver en khivaLa antigua fortaleza (o Kunya Ark) es el corazón, el núcleo de Ichan- Kala. Es la ciudadela del gobernante, con sus organismos públicos y administrativos, una ciudad dentro de la ciudad protegida por sus propias murallas (y por las de Ichan- Kala).

La construcción de Kunya Ark fue ordenada por Hudaydad Khan, representante de la dinastía de los Sheibanidas en el Khanato de Khiva, en 1686.

De la que fuera residencia de los Khanes apenas sobreviven las mexquitas de invierno y verano, el harén, la puerta oriental con la adyacente habitación de guardia, la kurinishhona (la sala de recepción) y el bastión de Ak-Sheikh Bobo.

En la zona frontal hay una plaza en la que se llevaban a cabo las ejecuciones públicas de criminales y los entrenamientos y desfiles militares.

La mezquita de verano es una de las joyas, con dos filas de columnas de madera, el mihrab (nicho que marca la dirección a la Meca), el púlpito para las oraciones y las torres a los lados. Un espacio decorado con azulejos de mayólica de tonos tradicionales de azul, blanco, azul-celeste y verde con increíbles motivos florales.

Una belleza cromática y arquitectónica que potencia el ambiente mágico y misterioso que flota en esta ciudad.

MEZQUITA JUMA.

que ver en khivaUbicada en pleno centro de Ichan- Kala, es la mezquita más importante de Khiva.

Su originalidad es fruto de su peculiar arquitectura, sin cúpulas tradicionales, ni arcos ni portales de entrada. La mezquita de Juma es un rectángulo de muros gruesos y con tres entradas.

La causa fue que cuando se proyectó su construcción, a finales del s. XVIII, se hizo sobre un mezquita ya existente y se quisieron respetar el estilo y las tradiciones antiguas.

Lo más singular es la habitación de la oración, y sus más de doscientas columnas con una altura que varía de 4 a 5 metros.

Todas ellas perfectamente combinadas a pesare de no ser parte de la misma obra. Unas son de la mezquita anterior, otras de edificios  antiguos y algunas son parte de botines de guerra.

Eso sí, todas muestran una exquisita decoración tallada en madera, convirtiendo esta habitación en un auténtico museo del arte del tallado a lo largo de la historia.

La Mezquita Juma y el minarete construido al mismo tiempo, son el centro de Ichan-Kala y un punto de referencia durante la visita.

MINARETE Y MADRAZA ISLAM KHODJA.

que ver en khivaEl conjunto de Islam Khodja es, casi con toda seguridad, la imagen más conocida de Khiva.

Construido entre 1908 y 1910, sus formas son influencia del estilo de los siglos XI y XII.

Destaca por su juego de contrastes, el minarete más alto junto a la madrasa más pequeña. Con lo que se potencia la sensación de grandiosidad que transmite el minarete, que tenía que verse de lejos para orientar a los viajeros.

La torre de Islam Khodja, al estilo de la arquitectura del siglo XIV, tiene una mayor amplitud en su base, 9,5 metros de diámetro, y se va estrechando a medida que sube, 56.6 metros de altura.

Estas medidas, y la mayólica brillante en distintos azules y blanco que la decoran, hacen más hermoso y esbelto al minarete de Islam- Khodja.

Por su parte, la pequeña madrasa asimétrica está compuesta por 42 celdas en torno a un patio y una mezquita, coronada por una cúpula baja y con un mihrab en su interior.

El nombre del visir Islam- Khodja sobrevivirá muchas más generaciones gracias a un conjunto majestuoso y de una singularidad arrebatadora.

MAUSOLEO DE PAHLAVAN MAHMUD

que ver en khivaPahlavan Mahmud es una figura histórica, un guerrero de épocas remotas que se forjo un nombre en Asia Central y ha sobrevivido como una leyenda.

Ésta cuenta que tras su muerte (entre 1322 y 1325, no se sabe con certeza la fecha), fue enterrado en su taller y la gente de Khiva lo convirtió en el patrón de la ciudad.

Una vez hecho santo Pahlavan Mahmud, en 1701 levantaron un mausoleo sobre su tumba, convirtiéndolo en un lugar sagrado.

que ver en khiva

La tumba y el mausoleo se decoraron como si fuera la de un Khan, con la tradicional mayólica de color blanco y azul, y a su alrededor se erigieron un conjunto de edificios.

En los siglos posteriores se construyeron una galería, una mezquita, una madrasa y cuatro centros de beneficencia. Y el mausoleo Pahlavan Mahmud acogió sepulcros de la dinastía Khan.

MINARETE KALTA- MINOR.

que ver en khivaLa idea de Muhammad Amin Khan era la de asombrar al mundo con la madrasa y el minarete más grande sobre la faz de la tierra.

Pero el asesinato del Khan en 1855 truncó sus planes y, aunque la madrasa fue la mayor tamaño de Asia Central y maravilló a todo el mundo durante medio siglo, el minarete inacabado ejerce una alargada sombra ella.

Aunque estaba proyectado un minarete de 80 metros, se quedó en tan sólo 26. A cambio su fama y atractivo se ha multiplicado exponencialmente a lo largo de los años y es uno de los atractivos de mayor valor artístico.

PALACIO DE TASH-HAULY

que ver en khivaUbicado al este de Ichan- Kala, el palacio Tash Hauly (1830- 1838) simboliza a la perfección lo que el estilo Khorezm supuso en la arquitectura de su época.

La boyante situación económica del país cuando se iniciaron las obras provocó que el Khan tirara la casa por la ventana y no escatimara en gastos a la hora de decorar este palacio.

que ver en khivaPrimero se construyeron el harén y las habitaciones; posteriormente, la mehmonhona o sala de recepción para invitados, y la arzhona o sala de juicio.

La mayólica domina la decoración de las paredes, en azul y blanca, los techos lucen en colores rojo y marrón y las ventanas tienen unas celosías caladas de cobre. Con una premisa, que no se repita ningún ornamento.

que ver en khivaEn la zona central de patio se instalaron unas plataformas elevadas para que los huéspedes del Khan montasen sus yurtas (tiendas de campaña).

Y llegamos al final. Todo esto es lo que tienes que ver en Khiva, parada obligatoria de la Ruta de la Seda. Un rincón exótico de Asia Central rodeado por un halo de magia oriental al puro estilo del cuento de Aladino.

Ahora es tu turno, ¿qué te ha parecido este viaje por Uzbekistán y todo lo que hay que ver en Khiva? Déjanos tu opinión aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *