Blog de Panavisión Tours

Las Plazas más bonitas de Europa

Te recomendamos las plazas más bonitas de Europa, lugares que no puedes perderte cuando viajes a las ciudades del Viejo Continente.

A menudo, cuando se recorren las ciudades, los viajeros se encuentran con tesoros en forma de plazas, rodeadas por preciosos edificios, o adornadas con esculturas y fuentes que sorprenden. Merece la pena recorrer estos lugares y dejarse llevar por el ambiente de las ciudades, que se vive intensamente en estos rincones.

Hoy queremos recomendarte alguna de las plazas más bonitas de Europa, visitas obligadas cuando camines por las ciudades del Viejo Continente y que, cada cual en su estilo, resultan encantadoras.

Grand Place de Bruselas

Bruselas Grand Place

La Grand Place de Bruselas es “la plaza más bonita del mundo”, según Víctor Hugo.

La Grand Place de Bruselas viene avalada por uno de los grandes genios literatos del mundo, Víctor Hugo que la calificó como “La plaza más bonita del mundo”. Merece la pena visitar esta plaza, sobre todo al caer de noche, cuando los edificios se iluminan y toda la zona se carga de un ambiente mágico.

La plaza tiene tanta riqueza ornamental que te resultará difícil saber hacia dónde tienes que mirar. Está rodeada por una infinidad de edificios gremiales; el ayuntamiento de la ciudad, con su alta torre; o la Casa del Rey, construcciones de piedra que merece la pena apreciar con todo lujo de detalles.

En la Grand Place también se celebran las fiestas y acontecimientos de la capital belga. Cada año par, en agosto, la explanada adoquinada se cubre con una enorme alfombra floral hecha con begonias que alcanza los 25×75 metros de extensión.

Plaza de Stare Mesto de Praga

Stare Mesto Praga

El Reloj Astronómico es uno de los atractivos de la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga

La Plaza de Stare Mesto es uno de los lugares más especiales de Praga. En esta plaza te encontrarás con alguna de las Torres más conocidas de la ciudad: la Torre del Ayuntamiento y las de la Iglesia de Nuestra Señora del Tyn. También podrás disfrutar del famoso Reloj Astronómico de Praga, que cada hora en punto, pone en marcha su famoso desfile de apóstoles, un mecanismo con más de seis siglos de antigüedad. No cabe duda de que es uno de los lugares imprescindibles que ver en Praga.

En el centro de la plaza se encuentra el monumento dedicado a Jan Hus, un reformador religioso que fue condenado y martirizado a principios del siglo XV, considerado como uno de los precursores de la Reforma de Lutero. También destaca la Iglesia de San Nicolás –no la confundas con la del mismo nombre que hay en el barrio de Mala Strana, al otro lado del río-.

La Plaza de Stare Mesto es también uno de los lugares más animados de Praga, con infinidad de cafés, bares y restaurantes. También podrás encontrar puestecitos callejeros y cuando llega la Navidad, se celebra aquí el tradicional mercadillo de Navidad de la ciudad.

San Marcos de Venecia

Plaza San Marcos

En San Marcos se puede vivir el animado ambiente de Venecia.

La Plaza de San Marcos es el centro de la vida en la Ciudad de los Canales y apodada –algunos dicen que por Napoleón-, “el Salón más bello de Europa”. Se trata de un lugar de reunión de venecianos, turistas e incluso palomas. Vayas a la hora que vayas, en San Marcos encontrarás la zona más vibrante y animada de la ciudad.

Su conjunto monumental es sencillamente espectacular, en la que destacan la Basílica de San Marcos, una de las iglesias más impresionantes del mundo; el Campanile, de casi 100 metros de altura y hecho de ladrillo; o el Palacio Ducal, de color cambiante según la luz del día.

En la Plaza de San Marcos podrás ver los monumentos más interesantes de Venecia, disfrutar de las vistas del Gran Canal o simplemente tomarte un espresso en sus cafeterías, disfrutando de una de las vistas más hermosas de Europa, o incluso participar en su famoso Carnaval, una de las fiestas más famosas del mundo.

Gendarmenmarkt

Plaza Berlín

La plaza Gendarmenmarkt de Berlín destaca por su espectacular simetría

Gendarmenmarkt es considerada la plaza más bella de Berlín, algo debido a su espectacular simetría. La explanada tiene en cada extremo dos catedrales  gemelas construidas para dos congregaciones distintas. Una de ellas fue hecha para la comunidad de hugonotes franceses, que se establecieron en Berlín invitados por Federico Guillermo I de Brandemburgo; la otra fue construida para los alemanes luteranos en la misma época. Para evitar rivalidades, ambas iglesias fueron construidas con el mismo aspecto, creando esta curiosa simetría –Aunque hay malas lenguas que dicen que la iglesia alemana es unos centímetros superior a la francesa-.

Entre ambos edificios se sitúa el Konzerthaus, uno de los muchos edificios dedicados a la música en la capital alemana y sede de la famosa Orquesta Filarmónica de Berlín, una de las más conocidas del mundo. En el momento de su construcción, el edificio fue planeado para ser un teatro, pero durante la Guerra Fría y la división de la capital alemana, fue reconvertido en Sala de Conciertos, ya que Berlín Oriental no poseía ninguna sala de conciertos de renombre.

En el centro de la plaza se encuentra una  estatua de Friedrich Schiller, uno de los grandes poetas en lengua germana, rodeado por cuatro musas –en realidad, tres musas y un ‘muso’-. Esta plaza, además de la Puerta de Brandemburgo o la Isla de los Museos, hacen de Berlín una de las ciudades que conocer en Alemania.

Plaza de San Pedro en el Vaticano

Plaza San Pedro

La Plaza de san pedro, con la columnata de Bernini, merece estar entre las plazas más bonitas de Europa

La Plaza de San Pedro es el epicentro de la vida religiosa de la Iglesia Católica y, por derecho propio, una de las plazas más bonitas de Europa. En esta explanada, que da acceso a la Basílica de San Pedro, destaca su espectacular columnata, obra de uno de los artistas italianos más afamados, Bernini. Es también el lugar en el que el Papa celebra sus actos con los fieles.

Bernini diseñó dos filas de columnas en forma elíptica y de aspecto austero coronadas por estatuas de santos para atraer la atención de los visitantes hasta la espectacular fachada de la Basílica de San Pedro, donde parece que ambas columnatas van a fundirse, una alegoría de la acogida que ofrece la Iglesia a los fieles.

El Obelisco en el centro de la plaza también acapara la atención de los viajeros. Se trata de un monumento  egipcio sin inscripciones y cuyo origen exacto es desconocido, situado en el lugar de martirio de San Pedro, en el Antiguo Circo de Nerón, por lo que a veces se lo denomina el “Testigo Mudo”.

Aunque en esta lista hemos incluido la Plaza de San Pedro, en Roma también destacan otras bellas plazas en la Ciudad Eterna que no puedes perderte, como la Plaza de España o la Plaza Navona. Imprescindible recorrerlas todas si haces alguna escapada a la Ciudad Eterna.

Plaza Roja de Moscú

Plaza Roja Moscú

La Catedral de San Basilio es uno de los puntos más interesantes de la Plaza Roja.

Es uno de los lugares más visitados de Moscú junto al Kremlin de la ciudad al que precisamente sirve de entrada. La Plaza Roja es una enorme explanada –más de 23.000 metros cuadrados-, en la que se pueden encontrar alguno de los monumentos y lugares de interés más importantes de la ciudad, incluyendo por supuesto el mencionado Kremlin.

La Catedral de San Basilio, una de las catedrales más espectaculares de Europa, es el que más miradas atraiga. Sus cúpulas bulbosas de vivos colores se han convertido en una de las fotografías más representativas de la ciudad. Pero en esta plaza también se encuentra el Mausoleo de Lenin, con la momia del líder soviético; la recién restaurada Catedral de Kazan o el Museo Nacional de Historia, con una extensa colección de más de tres millones de piezas históricas.

A pesar del color bermejo de sus edificios, el nombre de la plaza no proviene de ahí. Tampoco de su vinculación con el régimen comunista. En realidad, la Plaza Roja se llama así porque antiguamente, en ruso la palabra Krásnaya, que hoy día significa roja, antiguamente tenía otra acepción: bonita.

Plaza del Mercado de Cracovia

Cracovia

La plaza del Mercado de Cracovia supera los 40.000 metros cuadrados de extensión

La Plaza del mercado de Cracovia sorprende principalmente por su tamaño. Con sus casi 40.000 metros cuadrados de extensión, es la plaza medieval más grande de Europa. Uno de los secretos que esconde Polonia.

Por supuesto, a su alrededor hay muchísimos edificios a destacar, pero las miradas de todos los viajeros fluyen hasta el edificio que está situado en pleno centro de la explanada. Se trata del Sukiennice, la Lonja de los Paños, que aúna en su arquitectura los principales estilos que se pueden disfrutar en los edificios de la ciudad polaca. Entre los edificios que circundan la Plaza del Mercado, cabe mencionar la Torre del Ayuntamiento y los edificios gremiales renacentistas.

La Plaza del Mercado es el lugar más animado de la ciudad, donde se celebran las fiestas y los grandes eventos, entre los que cabe destacar la Nochevieja o el Festival Juwenalia, cuando la colosal explanada se llena de jóvenes con ganas de fiesta.

4 comentarios en “Las Plazas más bonitas de Europa

  1. Pingback: 5 ciudades de Alemania que conocer | Blog de Panavisión Tours

  2. Pingback: 10 lugares que ver en Italia | Blog de Panavisión Tours

  3. Pingback: Qué ver en dos días en Praga | Blog de Panavisión Tours

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *